Hace unas semanas amanecíamos con la noticia que todos llevábamos esperando desde hacía algún tiempo con temor. Y es que, como estaba previsto, a mediados de enero y en plena ola de frío el Gobierno, por medio del Ministro de Energía Álvaro Nadal, anunciaba una importante subida del precio de la luz.

Las causas de la subida son varias y no entraremos a comentarlas en este artículo, sin embargo las consecuencias de este incremento -que en algunos casos podría llegar a suponer un 5% de la factura de la luz- son las que realmente importan y afectan tanto a propietarios de alojamientos de alquiler vacacional como a property managers. Y es que, según anunciaba el propio Ministro, la subida de los precios encarecería el recibo de la luz hasta 100€ al año. Y esto, para quien posea o gestione un cierto número de propiedades vacacionales representa un aumento de los costes realmente importante.

Así que, para intentar minimizar el impacto de la subida y garantizar que los precios por pernoctación que ofrecemos a nuestros clientes se mantengan lo más estable posible, hoy os traemos 10 consejos que podréis implementar en vuestras propiedades sin realizar ningún esfuerzo desmedido (vease inversiones en nuevos equipos u obras).

eficiencia energética

1- Informa y conciencia a los huéspedes

Los hoteles lo llevan haciendo desde hace años con los carteles que cuelgan en los cuartos de baño que informan sobre la necesidad de ahorrar agua e instando al cliente a no echar a lavar toallas a diario. Los motivos pueden ser tanto de ahorro como de conciencia ecológica, pero el caso es que funciona. Os sugerimos que hagáis lo mismo animando a los clientes a ser responsables con el uso del aire acondicionado (entre 20ºC y 25ºC), a no dejar luces encendidas, etc.

2- Revisa todas las instalaciones eléctricas

Es un coste asumible y rentable. Es importante revisar la instalación eléctrica de las propiedades con un electricista que nos asegure de que no haya fugas de tierra ni riesgo de sobrecarga. Además de evitar el malgasto de electricidad es también un motivo de seguridad.

3- Reemplaza todas las bombillas por bombillas de bajo consumo

Dependiendo del número de propiedades que se gestionen esto puede representar una inversión más o menos elevada. Pero no deja de ser eso, una inversión. Piensa que una bombilla incandescente de 60W encendida durante un mes tiene un coste de 6,08€/mes, sin embargo una bombilla de bajo consumo de 11W (el equivalente en intensidad luminosa) encendida durante el mismo tiempo tendría un coste de 1,11€/mes. Como vemos, el ahorro es significativo pudiendo llegar a ser del 80%.

4- Si vas a renovar equipos muy en cuenta las etiquetas de eficiencia energética

¿Tienes pensado cambiar la lavadora, la nevera o simplemente una tostadora? Pues bien, como seguramente sabrás, desde hace algunos años la Ley obliga a los fabricantes a informar del consumo de todos los electrodomésticos que comercializan mediante las etiquetas de eficiencia energética. Interpretar la etiqueta es bastante sencillo: hay un código de colores (de verde a rojo) reforzado por una valoración que va desde A+++ hasta D. Es decir, los electrodomésticos A+++ son los más eficientes y los D los menos. Procura que de ahora en adelante los equipos que adquieras para tus alojamientos estén calificados en verde (a ser posible A+++).

5- Los Dimmer, tus grandes aliados

Un Dimmer es un dispositivo que ayuda a regular la intensidad de la luz. Tiene como ventaja que es barato y muy fácil de instalar (por menos de 5€ puedes adquirirlo en cualquier tienda de hogar o en Internet). Además es muy útil de cara al huésped, pues da la posibilidad de adaptar la intensidad de la iluminación, creando distintos ambientes, en función de su gusto.

6- Instala medidores de consumo

Los medidores de consumo son dispositivos que, una vez instalados, nos dan la información exacta e instantánea del consumo de una instalación eléctrica. Son muy fáciles de instalar y ofrecen varias funciones para monitorizar el consumo: desde calcular con antelación el gasto de la factura eléctrica, hasta conocer el consumo y coste de varios electrodomésticos por separado y a la vez, o introducir tramos horarios con precios diferenciados y calcular los costes en tarifas con discriminación horaria. En resumen, te dan toda la información necesaria para que conozcas los hábitos de consumo de tus huéspedes y puedas adaptarte a ellos para minimizar el impacto en la factura.

7- Utiliza burletes adhesivos en puertas y ventanas

Los burletes son esas cintas adhesivas con flecos que se instalan para evitar que las corrientes pasen por debajo de las puertas o por los cierres de las ventanas. Son muy baratos y fáciles de instalar y está comprobado que pueden reducir entre un 5% y un 10% el gasto en calefacción.

8- Decora con cortinas las ventanas y los balcones

Además de ser un elemento decorativo que puede dar mucho juego y crear distintos espacios y ambientes en tus alojamientos, está comprobado que las cortinas evitan pérdidas de calor durante el invierno, por lo que el consumo de calefacción puede verse considerablemente reducido. Eso sí, es importante que, por motivos de seguridad, las cortinas no recubran fuentes de calor como estufas o radiadores.

9- Instala ventanas aislantes

Es cierto que esta medida supone un gasto mayor que las mencionadas anteriormente, por eso sugerimos que la tengas en cuenta una vez estés metido en una reforma integral de la vivienda. No obstante, pese al coste que supone instalar ventanas aislantes tipo Climalit, no deja de ser una inversión. Piensa que una ventana es siempre un punto de fuga importante de temperatura, por lo que una instalación de este tipo ayudará a mantener la casa fresca en verano y caliente en invierno haciendo que el uso de los sistemas de climatización sea mucho más racional y eficiente. Además, otro valor añadido es que estas ventanas aíslan la vivienda del ruido exterior y si tus alojamientos están en barrios muy céntricos tus huéspedes agradecerán poder dormir sin ruidos.

10- Un buen mantenimiento de los electrodomésticos es siempre una buena estratégia

Esta medida supone, en teoría, un coste 0 pues no implica ningún tipo de inversión en equipos ni instalaciones. Simplemente limítate a realizar revisiones periódicas de todos los electrodomésticos, principalmente los grandes que son los que más consumen. Revisa que, por ejemplo, los filtros del los splits no estén obstruidos con polvo, que los ventiladores de los motores no estén sucios o que la nevera cierre bien y no pierda frío, pues son algunas de las causas principales del funcionamiento ineficiente de los grandes electrodomésticos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies