De todos los planes para hacer en familia, visitar un museo es uno de los más interesantes. Es una oportunidad para despertar la curiosidad y la imaginación de los niños. Sin embargo, puede ocurrir que, después de un rato, los pequeños empiecen a aburrirse y a arrastrar los pies. Y es que los niños y los adultos no tienen la misma capacidad para concentrarse ni el mismo aguante para estar largo tiempo de pie. Por ello, hoy queremos darte unos consejos para que visitar museos con niños sea una experiencia gratificante al 100%.

visitar-museos-con-ninos-cuerpo-muchosol

Antes de la visita

1) Diles, con tiempo, que vais a ir a un museo

Unos días antes de la visita, ya puedes comenzar a despertar la curiosidad en la mente de tus hijos. Cuéntales todas las cosas emocionantes que verán. Será más fácil si vas a un museo cuya temática ya interesa a tus hijos. Por ejemplo, visitar un museo de historia natural suele ser un éxito.

¡Tenemos apartamentos bonitos y súper bien situados en París!

2) Compra las entradas con antelación

Para preparar mejor la visita, compra las entradas en la página web del museo y evita las colas. También puedes preguntar, previamente, si hay secciones interactivas o exclusivamente infantiles. Visitar uno que tenga espacios adaptados a los niños será mucho más divertido.

visitar-museos-con-ninos-infantil-muchosol

3) Que los niños estén bien preparados

Asegúrate de que hayan ido al baño antes de la visita. También de que hayan comido y bebido, y de que estén bien descansados para evitar los ataques de cansancio.

4) Lleva algunos “artículos de emergencia”

Aunque hayan comido y bebido con antelación, puedes llevar contigo algunos refrigerios y una botella de agua pequeña, si está permitido. Es importante asegurarse previamente de esto. Fuera de los lugares de exposición, generalmente hay espacios habilitados donde se puede comer tranquilamente. Si la visita va a ser larga, es buena idea que pares a comer o a tomar algo.

Este “kit de emergencia” puede incluir también algún libro, consola, tablet, juego o tu propio móvil. Ya nos entendemos.

visitar-museos-con-ninos-calma-muchosol

Durante la visita

5) Recuérdales las reglas

Es importante recordarles con calma cómo tienen que comportarse en el museo. Explica a tus hijos que no deben hablar demasiado alto ni correr para no molestar a otros visitantes. También diles que nadie puede tocar las obras porque son el fruto de un trabajo largo y son muy frágiles.

visitar-museos-con-ninos-tren-muchosol

6) Ve con calma y charla con tus hijos

No hay necesidad de ver todas las salas de todas las exposiciones del museo. Si tu pequeño quiere detenerse en una pintura u obra en particular, acompáñalo.

No dudes en discutir con los niños lo que piensan del cuadro o figura. Seguro que su opinión te sorprenderá o resultará divertida, y ellos se animarán a visitar más exposiciones y más museos contigo.

7) En caso de rabieta…

Si a pesar de todos tus esfuerzos tu hijo comienza a llorar o a ponerse nervioso, llévalo a un lado para calmarlo sin molestar a los otros visitantes.

Si el niño se niega continuar con la visita, es mejor irse aunque no lo hayas visto todo. Dejarles un buen recuerdo será mejor que pasear por el museo con los niños agotados y llorando. Si crees que esto puede pasar, pregunta por las entradas de dos o más días, algunos museos las tienen y es una buena opción para ir viendo las exposiciones poco a poco.

8) Cómprales un recuerdo

A menudo hay pequeñas tiendas al final del recorrido de los museos. Si tu hijo disfrutó de la visita, ¿por qué no recordar este buen momento comprando un pequeño juguete o souvenir? Además, también será una forma de recompensar a tu pequeño por su paciencia y curiosidad.

visitar-museos-con-ninos-souvenir-muchosol

Después de la visita

9) Habla de tu día

En el camino de regreso, siempre es agradable charlar con los niños para ver si les gustó la visita y cuál es la obra que más les llamó la atención. Lo importante es que expresen con palabras sus emociones y compartan sus momentos favoritos contigo.

10) Planificad juntos una futura visita

Gracias los comentarios de tus hijos aprenderás qué cosas les interesan más e incluso puedes planificar con ellos una visita a otro museo.

Madrid y todas sus exposiciones culturales te esperan

¡Estos han sido nuestros consejos para visitar museos con niños! Si tú ya lo has hecho, nos encantaría que nos contaras tu experiencia y nos dieras tus consejos personales. 😉 Para acabar queremos darte algunas ideas para tu próxima escapada familiar recomendándote estos 6 destinos perfectos para ir con niños. ¿Vas a desplazarte en tren? Entonces te damos también algunas pautas para que viajar en tren con niños sea lo más divertido posible.

Los grandes viajes comienzan con pequeños pasos (5)