Si estás organizando un viaje a algún lugar situado en la otra punta del mundo, seguramente te inquiete el cansancio y la fatiga que van asociados, conocido como jet lag. Pero no debes preocuparte, porque este puede reducirse considerablemente siguiendo unos sencillos pasos. Con nuestros consejos para evitar el jet lag llegarás a tope de energía y listo para comenzar el viaje.

Descubre Mauricio, isla de contrastes

aeropuerto-consejos-evitar-jet-lag

Consejos para evitar el Jet lag

Antes del vuelo: organización

1.- El horario de tu viaje: una de las claves.

Lo mejor, es planificar el viaje de forma que llegues por la tarde / noche a tu destino. De este modo, te será mucho más fácil habituarte al nuevo ritmo. Eso sí, si llegas por la noche, te recomendamos que no duermas durante el viaje. Llegarás con cansancio suficiente para poder dormir toda la noche de un tirón y despertarte a la mañana siguiente como si hubieras estado allí siempre.

Si llegas por la mañana, la estrategia será la contraria: dormir durante el viaje. Si te cuesta dormir en los viajes, te recomendamos que vayas a la farmacia, donde te pueden aconsejar algún relajante o infusión. Intenta descansar al máximo durante el vuelo, lo agradecerás cuando llegues.

En ambos caso, a lo largo del vuelo procura estirar las piernas -y el resto del cuerpo si puedes- y bebe bastante agua, tanto antes como durante el vuelo. Esto te ayudará a combatir los vértigos, la fatiga y ayuda a prevenir una trombosis.

Llevar ropa cómoda durante el vuelo es indispensable. Elige ropa con la que te puedas mover libremente y ponerte o quitarte varias capas según si tienes frío o calor.

viajar-avion-evitar-jet-lag
Imagen de Free-Photos en Pixabay

Por otro lado, si tienes algunos días de vacaciones antes de tu viaje, intenta acercarte al ritmo de tu destino. Así, una vez allí, tardarás menos tiempo en acostumbrarte. Aunque esta práctica no te la recomendamos si tu ritmo de trabajo no cambia, es decir, si sigues trabajando justo antes del viaje, pues esto puede alterarte mucho y siempre es mejor estar descansado antes de viajar.

Martinica, un paraíso en el Caribe

2.- Planifica todo y evita el estrés al máximo

Una cosa es cierta, una buena preparación disminuye el nivel de estrés, en los viajes y en todos los aspectos de la vida. Si tienes un viaje largo por delante, evita tener cabos sueltos que preparar el día antes (o el mismo día) e intenta dejarlo todo bien cerrado antes de la salida. El estrés causa insomnio y, puesto que tu ritmo de sueño ya va a verse alterado, te recomendamos que lo evites cuanto puedas.

Pasaporte-maleta-evitar-jet-lag

De hecho, el estrés puede aumentar o incluso causar jet lag por lo que prepara todos los aspectos del viaje con la suficiente antelación. Asegúrate de tener bien todos los papeles y documentos, de tener todo lo que necesitas en la maleta y de llegar con la suficiente antelación al aeropuerto. Todo eso que parecen detalles poco importantes, tranquilizan mucho y hará que tu nivel de estrés disminuya. Para ello, puedes hacerte una lista de todo lo que necesitas y utilizar nuestros trucos para hacer la maleta. Y, si viajas con niños en avión, aquí te dejamos algunas recomendaciones específicas.

Una vez en tu destino: adaptación

3.- Adáptate al ritmo de tu destino

Ten tu smartphone a mano y mira qué hora es en tu destino cuando te subas al avión. De esta forma, podrás ir calculando y mentalizándote sobre las actividades que podrás hacer cuando llegues. “Son las 22h, intentaré dormir cuando llegue” o “bueno ya es casi de día, desayunaré por ahí” (es la mejor comida del día, para una vez que se puede hacer dos veces en 24h ¡no te prives!)

Una vez que llegues, tanto pasar una tarde al sol como pasear por la mañana puede ayudarte a reducir el jet lag. Tu cerebro interpretará la luz solar y podrá te ayudará a despertarte.

4.- Descansa

Una vez llegue la hora de dormir: descansa. Puedes perfumar la almohada con esencia de lavanda o tomillo y tomarte una infusión relajante. Disfruta del momento de irte a la cama y esa primera noche haz que sea como un ritual: dúchate, lávate la cara y las manos, disfruta del momento de ponerte el pijama… Esto prepara tu cerebro para el descanso.

Del mismo modo, te recomendamos huir de las pantallas electrónicas. Una vez avisada la familia y seres queridos de que has llegado bien, desconecta el móvil, la tablet y/o el ordenador. La luz brillante que emiten es contraproducente para un buen descanso. Por una noche, déjalo para mañana, lo agradecerás.

Encuentra tu alojamiento en Creta

5.- Donde fueres, haz lo que vieres

Además, también es aconsejable que te adaptes a los horarios de allí, tanto de comidas como de sueño. Intenta comer al mismo tiempo que la gente local y duerme a las mismas horas. Si te adaptas al ritmo de comidas, verás que tu cuerpo se adapta fácilmente al de sueño.

Evita estar despierto hasta altas horas de la madrugada así como dormir muchísimas horas. Programa tu despertador de forma que te despiertes a una hora en la que puedas aprovechar el día. No merecerá la pena hacer un viaje de tantas horas si luego te pasas el día durmiendo.

Bebe mucha agua e intenta comer ligero los primeros días, mientras tu cuerpo se acostumbra a la dieta local. Además, también es recomendable que no tomes mucho café. Tu digestión es más lenta mientras tu ritmo de sueño se ajusta, por eso, si puedes, elige comidas ligeras y no te empaches. La ingesta de muchos carbohidratos puede causar insomnio y te puede causar malestar.

comer-ligero-evitar-jet-lag

Aunque sus efectos dependen de cada persona, estos son nuestros consejos para llevar mejor el jet lag. Sería una pena que no pudieras disfrutar de tu viaje por culpa del cansancio 😉 ¿Vas a viajar con tu mascota? Entonces échale un vistazo a nuestros consejos para viajar con tu mascota.