¿Dónde quieres ir?

Categorías
Roma
¡La Ciudad Eterna!
¡Roma, la Ciudad Eterna!

Camina por las calles adoquinadas del centro de Roma y piérdete por sus pintorescos barrios de toda la vida. Siente el peso de la Historia sobre tus hombros cuando recorras sus incontables ruinas, vestigios de otros tiempos, testigos de piedra mudos. ¡Ay si pudieran hablar!

El Equipo de Muchosol
6ºC Temperatura diurna media en invierno
30ºC Temperatura diurna media en verano
Coordenadas GPS Lat: 41.8919300° / Long: 12°30.6798′ E

La Ciudad Eterna

Imaginate cómo una Audrey Hepburn del siglo XXI -o como un Gregory Peck, claro- recorriendo Roma en Vespa, con el pelo suelto y tus gafas de sol. Imagínate en una terraza del Trastevere, con sus mantel a cuadros rojos y una botella de vino sobre la mesa. Imagínate lanzar una moneda a la Fontana de Trevi o tomarte un espresso en la Plaza de España. Imagínate feliz, libre. ¡Imagínate en Roma!

Roma: destino familiar

Viajar a Roma con niños puede ser muy divertido. Ellos la van a disfrutar a su manera y los mayores podéis hacer que vivan una experiencia inolvidable. Ir a sitios preparados para ellos y contarles, con un lenguaje comprensible y dándole una nota emoción al relato, la historia de cada lugar es la mejor forma de visitar Roma con niños. Una experiencia que, por otra parte, también va a suponer un aprendizaje para los más peques.
Además, los más pequeños suelen tener descuento o entrar gratis en la mayoría de edificios históricos en los que se cobre entrada. Podéis preguntar en la taquilla por el sconto bambini y mostrar la documentación en la que pone la edad de vuestros hijos. Esta es una lista de algunos sitios muy interesantes de la ciudad italiana para visitar exclusivamente con niños.

Es el parque más famoso de la capital de Italia y está considerado como el corazón verde de la ciudad. Fue el jardín de la residencia privada de la familia Borghese durante el Renacimiento. Por ello está lleno de palacios, edificios históricos y jardines ‟a la italiana”. Es un lugar genial para pasear con los peques, hacer un picnic o alquilar unas bicis para dar una vuelta. Os gustará el Lago de Esculapio. Allí campan a sus anchas patos, ocas, tortugas y carpas. Si os apetece, hasta podéis remar con las barquitas disponibles.

En Villa Borghese hay otros lugares chulos para los más pequeños, como el Museo de zoología en vía Aldrovandi, el Cinema dei Piccoli (podréis subir al tiovivo, correr en la pista de coches o alquilar unas bicis) o la Casina di Raffaello. 

Abre todos los días de la semana y la entrada es gratis. Está en el centro de Roma y es fácil llegar en metro o autobús.

Es un jardín zoológico ubicado en un lugar privilegiado de Roma. Se inauguró en 1911 y se encuentra en la zona norte de Villa Borghese. Más de 200 especies de animales viven allí y pueden ser visitadas por los amantes de la naturaleza, que se encontrarán con un espacio ecológico y cuidado. Seguramente, las zonas que más gustarán a los niños serán el Reptilario, la Savana Africana, la Casa de los Elefantes y la Granja.

Es un museo genial para ir en familia. Abarca más 8.000 metros cuadrados y dispone de salas y espacios al aire libre con juegos, laboratorios para aprender, librerías y restaurante habilitado para los más pequeños. Se divide en varias salas temáticas: juegos con agua, huertos, actividades para los 5 sentidos pensadas para menores de 3 años, laboratorios didácticos… Los niños de todas las edades pueden disfrutar aquí y aprender jugandoEstá dentro de los límites de Villa Borghese y la entrada es de pago.

Es un parque de atracciones muy completo. Por supuesto, hay montañas rusas, atracciones de agua, zona infantil, espectáculos musicales y de baile… Es un lugar perfecto para ir a pasar el día a divertiros tanto mayores como pequeños. Se halla a las afueras de Roma, pero es fácil llegar hasta él: se puede ir en tren a la estación de Valmontone y, una vez allí, coger de forma gratuita un autobús que llega hasta el Rainbow MagicLand. Todas las atracciones, juegos y actuaciones del parque están englobados en el precio de la entrada. Los niños que midan menos de un metro entrarían de forma gratuita.

El Planetario de Roma está en un recinto de 300 metros cuadrados cubierto por una cúpula que “encierra” digitalmente el Universo. Desde más de 100 butacas reclinadas los visitantes pueden observar esta espectacular creación.

Para seguir con la experiencia, el Museo Astronómico dispone de espacios interactivos y exposiciones de las galaxias y los planetas para que los niños aprendan mientras juegan. Las dos instalaciones están en el barrio del EUR (Esposizione Universale Roma), una zona poco frecuentada pero a la que es fácil llegar en transporte público.

Este lugar es una pasada. Time Elevator es una especie de máquina del tiempo con la que podréis viajar hasta los inicios de Roma y conocer sus leyendas y gestas en una experiencia 5D. La historia de Rómulo y Remo, la caída de Julio César, la construcción de la Capilla Sixtina… y sin contar con el hecho de que también podréis ver monumentos como el Coliseo o las Termas de Caracalla en todo su esplendor, entre otras muchos lugares míticos de la Roma antigua. Y, ¡no solamente de la capital de Italia! Podréis retroceder todavía más en el tiempo y vivir en primera persona el Big Bang, la desaparición de los dinosaurios y la evolución del hombre.

¿Cómo es posible todo esto? Lo es gracias a tres pantallas panorámicas, butacas que se sostienen en plataformas móviles, un sonido envolvente muy realista y efectos de vídeo sorprendentes. Se puede elegir entre las muchas funciones disponibles y verlas por separado o juntas; las hay para todas las edades. Podréis elegir el idioma (italiano, español, inglés, francés, alemán o ruso) de las proyecciones; las cuales, por cierto, duran 45 minutos cada una.

Este palacio se alzó en el año 1573 como lugar de residencia de verano para el papado. Después de la unificación de Italia, pasó a ser el Palacio de la Casa Real; hasta la fecha y desde 1947, constituye la vivienda del presidente de la República.

Diariamente y a sus puertas, a las 3 de la tarde, se lleva a cabo la ceremonia del Cambio de Guardia. No es tan conocida como la que tiene lugar en Londres, pero es algo digno de ver, pues la acompaña música de orquesta. A los niños les puede resultar muy llamativo.

roma_con_ninos_en_la_ciudad_1747_630x

Lugares de interés

1
El pintoresco barrio de Trastevere
2
El Coliseo en el barrio de Celio
7
La Plaza de España en la zona de Campo Marzio
3
La Basilica de San Pedro en el Vaticano
4
La Fontana de Trevi en el barrio del mismo nombre
5
La Plaza Navona en Parione
6
El popular barrio de Pigna

Lugares de interés

Trastevere

Uno de los barrios más queridos de Roma. Es genial para turistas porque en sus calles no se forman muchas aglomeraciones a pesar de la gran oferta de restaurantes, tiendas y locales de ocio que hay allí. Viajeros y locales son aficionados a ocupar sus plazas, sobre todo alrededor de la Basílica de Santa María, donde hay muchas calles estrechas con heladerías, terrazas y tiendas de productos artesanales. Los domingos podéis ir a dar una vuelta por el mercadillo Porta Portense, con una gran variedad de artículos a la venta.

Celio

Se le otorgó la categoría de barrio en 1921 pero también es una de las siete colinas de la ciudad. Es un área residencial que se halla cerca del Coliseo y el Foro Romano y en la que hay mucha vida de ocio nocturno. Allí es famosa la Via San Giovanni in Laterano, con algunos de los locales de ambiente más conocidos de la ciudad.

Campo Marzio

Significa Campo de Marte y recibe este nombre por el altar que allí se encontraba, dedicado al dios Marte. Es una zona con muchos comercios que se llena de gente los fines de semana. La calle Via del Corso está aquí, grande, recta y llena de boutiques de alta costura. En este barrio también encontraréis la concurrida Plaza de España, siempre llena de viajeros y locales. También el Panteón de Roma, el museo Ara Pacis y la Piazza del Popolo están aquí, así como muchos y deliciosos restaurantes.

Ciudad del Vaticano

La Ciudad Estado dentro de Roma, el país soberano más pequeño del mundo o la ciudad de la Santa Sede y residencia del Papa. El Vaticano es uno de los principales atractivos turísticos de Roma, tanto para los fieles católicos que peregrinan para recibir la bendición del Papa, como para los no creyentes -pero amantes del arte- que acuden en masa para observar con sus propios ojos algunas de las maravillas del Renacimiento italiano: La Capilla Sixtina, los Museos Vaticanos o la Basílica de San Pedro, entre otras maravillas.

Trevi

Aquí está una de las fuentes más famosas del globo, la Fontana di Trevi. En cuanto a calles conocidas, encontraréis la Via del Corso que lleva a la Plaza del Popolo, a la Plaza España, al Panteón y la La Plaza Venecia. También está aquí la Piazza y el Palazzo Barberini, así como el  Palazzo del Quirinale.

Parione

La Piazza Navona ocupa gran parte de la zona. También el conocido Mercado de la Plaza Campo de’ Fiori, donde podréis comprar todo tipo de alimentos y, por la tarde, tomar una copa en alguno de los bares de alrededor. Siguiendo hacia el sur llegaréis hasta el barrio judío, con muchos restaurantes que sirven recetas típicas de la cocina kosher.

Pigna

Significa piña (de pino) y recibe este nombre porque -según cuentan- durante el Renacimiento se encontró allí una escultura con esta forma. Actualmente se puede ver en los jardines de los Museos Vaticanos. En este barrio se halla el famosísimo Panteón y el Largo di Torre Argentina, una plaza que contiene cuatro templos romanos republicanos y los restos del Teatro de Pompeyo. Si os gustan los animales, en esta plaza podréis visitar el refugio de gatos callejeros, muchos turistas dejan donaciones y pasan un rato con los gatitos.

Si lo tuyo son las alturas, descubre los mejores rooftops de Roma.

Mucho más que pizza

Si bien es cierto que la cocina italiana ha traspasado fronteras, llegando a ser considerada una cocina universal, también lo es que de entre toda la enorme variedad de recetas que forman parte de esta gastronomía son las pizzas y las pastas las que más han trascendido. Obviamente no podemos hacer una guía de Roma y no hablar de esos dos platos, sin embargo en esta sección os recomendaremos algunos restaurantes en los que probar la cocina tradicional transalpina y en los que descubriréis que no todo es pasta.

El pódium de Tripadvisor

La Porta del Principe

El local es precioso, con jardines cuidados llenos de vegetación. Se trata de un buffet que cambia de platos cada día, a un precio asequible para la calidad que ofrece. Se sirve una gran variedad de recetas típicas italianas, sencillas pero que no defraudan. En relación a la atención del personal, también hablan maravillas los que lo han probado. La comida la califican como “muy rica, deliciosa, espectacular”. En este restaurante es común encontrar celebraciones de cumpleaños o comuniones.

Pipero Roma

Alaban el buen trabajo del chef en el menú degustación de este local, que se compone de 6 platos y vino.  La oferta de recetas italianas modernas es amplia y la carta de vinos, tan buena que hace difícil su elección. Los clientes recomiendan el carpaccio de pescado, de verduras y el cordero. El ambiente es elegante y la ubicación, muy buena.

La Pérgola

El menú degustación es abundante y los platos más demandados son las carnes y los pescados. El chef es reconocido en toda Europa y los clientes aseguran que la experiencia de cenar allí es única, todo un lujo. El local es de decoración clásica y vistas preciosas. El precio, sin embargo, es bastante elevado.

Come como un Romano

Da Felice a Testaccio

Restaurante de los de toda la vida (abrió en 1936). La familia Triveloni lleva tres generaciones sirviendo una de las mejores pastas de la ciudad en esta modesta tratoría en la Vía Mastro Giorgio. Su especialidad son los tonnarelli cacio e pepe, unos espagueti con queso y pimienta que te dejarán un recuerdo imborrable.

Da Enzo al 29

El Sr. Enzo abrió esta tratoría en pleno Trastevere hace más de 50 años y hoy goza de una popularidad enorme entre locales y turistas bien informados. Se recomienda reservar con tiempo ya que la combinación de buena comida y buenos precios hace que se llene hasta la bandera.

Alfredo e Ada

Chiara Fortini y su padre regentan este restaurante heredado de su abuelo y que lleva abierto desde 1946. Ellos se encargan de todo, desde la cocina (donde priman recetas de la nona) hasta el servicio de mesas. Es un restaurante familiar, pequeño (solo 5 mesas) en el que la carta cambia al día -según mercado- y en el que los horarios dependen un poco de las ganas de sus propietarios. Su especialidad es el spezzatino (un guiso de carne). Se recomienda reservar.

La Fraschetta di Mastro Giorgio

Esta hostería tradicional romana es todo un clásico entre las fraschettas romanas. Degustarás los mejores embutidos italianos, los quesos y los vinos en grandes cantidades y a precios más que controlados. Si estás por la zona de Mastro Giorgio es recomendable que te acerques por esta “tasca romana” para sentir el ambiente y probar sus especialidades.

¿Te has quedado con ganas de más? Descubre aquí las mejores trattorias de Roma.

Top 3 pizzerías en Roma

Li Rioni a Santiquatrro 

A solo unos pasos del Coliseo se encuentra esta modesta pizzería, su carta es amplia y variada y los precios comedidos. Sirven una pizza de lo más auténtica, de masa fina y crujiente, pequeñita (invidual) y con unos ingredientes frescos y de temporada. También merece la pena probar su especialidad: croqueta de arroz con queso y tomate.

 Pizzeria da Baffetto

Cerca de la Plaza Navona encontramos esta pequeña pizzería considerada por muchos una de las mejores de toda la ciudad. Ingredientes frescos, pizzas crujientes y de masa fina y con poca grasa. Todo ello servido en la que dicen es la pizzería más antigua de Roma. Para tener una idea: 4 pizzas individuales, 1 ensalada para compartir, vino de la casa y 2 tiramisú: 15€ por persona.

Pizzería Loffredo

Este modesto local de la Vía Vestricio Spurinna sirve unas pizzas de masa no tan fina como las anteriores pero insuperable en calidad y gusto. Estas pizzas son pequeñitas con los bordes inflados y cargadas de ingredientes, eso si, no se encuentra en una zona céntrica sino que es más un restaurante de barrio humilde por lo que degustar estas pizzas requiere desplazarse unos kilómetros a la periferia de Roma.

¿Apetece un helado?

El helado en Italia es toda una institución, así que si visitáis Roma no podéis dejar de probar al menos uno. ¡En esta lista están nuestras sugerencias!

  • Frigidarium (Via del Governo Veccio 112)
  • Gelateria Valenitino (Vía de Lavatore 96)
  • Old Bridge (Cerca de Vaticano)
  • San Crispino (Fontana de Trevi)
  • Giolitti (Cerca del Panteón)

Viajar con mascotas a Roma

Antes de viajar con vuestro perro debéis aseguraros de tener en regla el Pasaporte para Animales Domésticos, lo necesitan para moverse por los países de Europa. Los requisitos principales que se deben cumplir para obtener este documento veterinario es haber sido vacunado contra la rabia y se portador del microchip. Si el perro viaja desde otro país que no pertenezca a la UE os pueden exigir, además y según el Estado del destino, un certificado que asegure que el animal se encuentra con buena salud y una certificación de anticuerpos neutralizantes que se haya hecho en un laboratorio credenciado por la Comisión Europea.

Hacer turismo en Roma con vuestra mascota puede ser un poco difícil porque la mayoría de sitios culturales (museos e iglesias) no admiten la entrada de perros. Pero, siempre y cuando vuestro amigo peludo no se ponga nervioso si se encuentra entre mucha gente, sí que es posible pasear por las calles con él. Además, la mayoría de parques de la ciudad son amplios y permiten su entrada, y son buenos lugares para correr y estirar las patas.

En la orilla del mar de Maccaresa, un pueblo que está a pocos kilómetros de Roma, encontraréis una playa llamada Baubeach en la que los perros son los protagonistas. Se cobra entrada para ayudar con el mantenimiento y perros de todos los tamaños son bienvenidos. Es la primera playa de estas características en Italia. Ocupa 7.000 metros cuadrados en los que las mascotas se lo van a pasar en grande gracias a las actividades que preparan los organizadores. Dispone también de parasoles y un centro veterinario.

Si para descansar de largas jornadas de turismo os apetece relajaros un poco pero no dejar sola a vuestra mascota, el Cavalieri Waldorf Astoria Hotels & Resorts es vuestro lugar. En este lujoso centro de bienestar vais a poder dejaros mimar a la vez que vuestro perro se convierte en todo un señorito o señorita en el spa reservado para ellos, donde será vigilado por una cuidadora que, además, también podrá llevarlo al parque o darle de comer. Allí conocen este servicio como V.I.P, Very Important Pet.

Muchos de los restaurantes que disponen de terraza a pie de calle también van a permitir que vayáis a comer o cenar con vuestra mascota, simplemente hay que preguntar antes a los camareros para asegurarse.

Si sois más de gatos entonces no debe faltar en vuestra ruta una visita al Romeow Cat Bistrot, cerca la Via Ostiense. Ofrecen menús veganos y recetas propias del crudivorismo, una tendencia bastante en auge. ¿Lo mejor? Allí los reyes son los gatos, elegantes y silenciosos.

Mascotas Roma
Panteón de Agripa
Esta web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia. Al navegar aceptas su uso. 'cookies'.