¿Dónde quieres ir?

Categorías
Lisboa
Descubre los lugares que no debes perderte en tu visita a Lisboa
"Quem nunca viu Lisboa, nunca viu cosa boa"

Y es que Lisboa es una ciudad ecléctica, única, que se debe saborear a fuego lento. Piérdete entre sus callejuelas empedradas, descubre sus sabores auténticos y déjate llevar por la magia de la capital del Fado.

El Equipo Muchosol
10º Temperatura diurna media en invierno
28º Temperatura diurna media en verano
Coordenadas GPS N 38° 42' 59,7918"- W 9° 8' 26,9592"

Lisboa, capital de Portugal y ciudad mágica.

Es un destino perfecto para una escapada en cualquier momento del año. El buen clima del país luso lo convierte en ideal para dar paseos o disfrutar de tomar algo en una terraza en cualquier momento del año. La mezcla que seduce a la mayoría de viajeros es la unión de lo viejo y lo nuevo, de la idea de pequeña ciudad y gran metrópolis con una potente escena cultural y un pasado histórico que le da personalidad a sus calles y sus gentes. Bem-vindos a Portugal.

Descubre Lisboa en familia

Los viajes en familia, a la larga, son recuerdos únicos e imborrables de los que disfrutamos toda la vida. Las anécdotas y las risas se convierten en los mejores souvenirs que nos podemos traer de vuelta a casa, porque permanecen para siempre.

Si estáis pensando en hacer un viaje familiar, Lisboa es un destino perfecto. Además del buen tiempo y las muchas opciones de ocio familiar, debéis saber que los niños entran gratis-o con entradas muy reducidas-a la mayoría de monumentos y museos de la capital lusa. Si estáis buscando lugares que ver en familia, tomad nota de los siguientes:

Praça do Império, 1400-206 Lisboa

Situado junto al Monasterio de los Jerónimos, este planetario cuenta con un enorme proyector que se utiliza para simular el cielo nocturno y permitir que los visitantes den un paseo por la Luna o aprender en familia donde están las diferentes constelaciones que atraviesan la Vía Láctea.

 Av. de Brasília 352, 1350 Lisboa

Es una de las visitas más recomendadas para hacer en Lisboa. En la exhibición podréis ver trajes, máscaras y objetos rituales que despertarán la curiosidad de los pequeños. El Museo de Oriente es un puente entre civilizaciones que demuestra, a su vez, la profunda conexión que existe entre oriente y occidente.

Praça Marechal Humberto Delgado, 1549-004 Lisboa

Vale, parece una visita que podríais hacer en casa pero este zoo tiene una particularidad: es el único de Europa que podréis recorrer en teleférico. El zoo tiene una granja para que los más peques puedan tener contacto con los animales; siempre hay actividades pensadas para el disfrute de toda la familia que podéis hacer con los profesionales del zoo.

Esplanada Dom Carlos I s/nº, 1990-005 Lisboa

Más de 16.000 especies marinas procedentes de todo el mundo os esperan en el Oceanario de Lisboa. Ésta es una visita obligada si vais unos días a la capital portuguesa ya que toda la familia disfrutaréis viendo y conociendo de cerca a las especies que lo habitan.

Alfama-Lisboa-Portugal

Guía de Lisboa

Lisboa-Portugal
Atardecer en el Castillo de San jorge
Torre-Belem-Lisboa-Portugal
Torre de Belém
Elevador-Santa-Justa-Lisboa-Portugal
Elevador de Santa Justa
Iglesia-do-Carmo-Lisboa-Portugal
Iglesia do Carmo
Jeronimos-Lisboa-Portugal
Monasterio dos Jerónimos
Lisboa-Portugal-Mercado
Mercado da Ribeira

Lugares de interés

Hablar de Portugal es hablar de fado, del tranvía amarillo que recorre sus callejuelas y de todos esos lugares y monumentos que jalonan las plazas y calles del país. Lisboa, como capital, tiene un montón de todos estos lugares y experiencias por descubrir.

Lo primero es poner facilidades a vuestro viaje. La Lisboa Card es la tarjeta turística que pone a vuestro servicio la ciudad. Existen tres modalidades de tarjeta según el tiempo que vayáis a usarla: 1 día, 2 días o 3 días; según lo que elijáis la tarjeta cuesta entre 18’50 y 39 euros. Una de las grandes ventajas de la Lisboa Card es que incluye el transporte público, por toda la ciudad, y sin limitaciones, en el plazo de tiempo en que es válida la tarjeta. Pero además podréis acceder gratuitamente a los principales museos y tenéis rebaja en la entrada a los monumentos más importantes de la ciudad.

Hay en Lisboa lugares que no pueden quedarse en el tintero durante nuestra visita. No es solo por la gran belleza de la ciudad, sino por el valor patrimonial de muchos de estos monumentos. Algunos de estos lugares son:

▶ El Castillo de San Jorge

Construido en el s. VI, el Castillo y sus 18 torreones siguen dominando, con elegancia, el perfil de Lisboa. El Castillo de San Jorge ha visto, a lo largo de los siglos, guerras, asedios y hasta un terremoto asolar la ciudad, y sigue siendo uno de los símbolos más reconocidos de Lisboa.

▶ La Torre de Belem

Es uno de los principales símbolos de la capital lusa y fue construida en el s. XVI. Esta estructura defensiva se erigió a orillas del río Tajo y servía además para dar la bienvenida a los viajeros que retornaban al hogar.  Este símbolo de la arquitectura portuguesa es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

▶ Elevador de Santa Justa

Ubicado en el barrio de Chiado, barrio bohemio y artístico por excelencia, se encuentra este ascensor neogótico que perfectamente podría haber salido de las páginas de una novela victoriana. Aunque su diseño estuvo influenciado por la parisina Torre Eiffel, no podrían ser dos piezas más dispares. Si subís al elevador os sorprenderán unas impresionantes vistas panorámicas de Lisboa, ¡preparad vuestra mejor sonrisa para las fotos!

▶ Iglesia de Carmo

Lisboa sufrió un terrible terremoto en 1755 y como consecuencia, el tejado de la Iglesia de Carmo se desprendió. El terremoto sucedió el Día de Todos los Santos y fue considerado, en aquel entonces, una manifestación de la ira de Dios contra la ciudad.

Pese a la falta de techado, la belleza del templo gótico es innegable. Los restos de la Iglesia do Carmo pueden verse desde prácticamente toda Lisboa ya que se encuentra en el barrio alto de la ciudad. El Elevador de Santa Justa ofrece una vista inmejorable del templo desde las alturas.

▶ Monasterio de los Jerónimos

Lisboa tiene varios monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, y este monasterio es uno de ellos. Si tenéis la oportunidad de pasear por su claustro os fascinará la arquitectura y los intrincados diseños de sus columnas y pórticos. Además el monasterio contiene la tumba de Vasco de Gama, el explorador y navegante responsable del descubrimiento de la ruta marítima a la India.

▶ Explora los mercados

¿A quién no le gusta pasear por los mercados de todas las ciudades que visita? Los mercados tienen algo especial pues contienen todos los colores y sabores que componen la gastronomía de un lugar concentrados y listos para disfrutar. Podéis probar algunas de las mejores recetas tradicionales en los mercados de la ciudad. En el Mercado da Ribeira en Cais do Sodré, el más “it” de la ciudad o en el Mercado de Campo de Ourique, más pequeño y tranquilo perfecto para un paseo en familia.

Comer en Lisboa

Cocina casera y sabrosos vinos, ¿qué mas se le puede pedir a una buena mesa? Si encima el precio es asequible, estamos ante un auténtico destino low cost para foodies. Siendo Portugal un país a orillas del océano, es lógico pensar que su oferta de pescados y mariscos es rica y variada. Y de hecho, así es: en Lisboa podréis probar algunos de los platos típicos más ricos de su cocina elaborados con pescado como el bacalao, las sardinas asadas o un rico arroz con pescado y marisco acompañado por un excelente vino blanco de la región.

Además, también los lisboetas cocinan ricas carnes como el pollo o hamburguesas que podréis probar en los bares de sus calles. Si estáis buscando sugerencias para comer, apuntaos estas porque seguro que os encantarán:

La Baixa

En el barrio de La Baixa encontramos un sinfín de locales y restaurantes donde probar algunos de los manjares portugueses más valorados. Así, en el restaurante da Prata, un local cuya carta, pese a no ser muy extensa, es muy variada y deliciosa. Podéis comer a buen precio disfrutando de una atmósfera relajada y amistosa. Lo encontraréis en la Rua da Prata, 52.

Si vais buscando pescados y carnes a la brasa, con un toque lisboeta, entonces la Floresta das Escandinhas es vuestro local. Una carta en la que los pescados y carnes hechos de manera tradicional, a la brasa, se combinan con entrantes de queso, sopas y ensaladas. Un local céntrico, cerca de puntos de interés turístico como el Castillo de San Jorge que tiene pescado fresco y excelentes carnes. Lo encontraréis en la Rua de Santa Justa, 13.

Chiado

El barrio bohemio por excelencia también sirve platos exquisitos y asequibles. Si os apetece parar a picar algo mientras recorréis sus calles, os recomendamos que os paséis por Lisbon Winery, un local especializado en tablas de queso y buenos vinos. Podéis tomar un aperitivo y degustar vinos de la zona en este local de Chiado que se encuentra en la Rua da Barroca, 31.

Si lo que buscáis es cocina tradicional, pero con un toque de vanguardia, la Oficina do Duque es el restaurante perfecto para vosotros. Carnes, pescados, pastas y unos postres para repetir es lo que encontraréis en este local situado en la Calcada do Duque 43 A.

Barrio Alto

Entre sus calles empedradas y sus fachadas con balcones de hierro forjado, encontraréis una gran oferta gastronómica con la que deleitar al paladar durante vuestra estancia en Lisboa. Os recomendamos que reservéis mesa en el Restaurante Momento, porque su selección de carnes, pescados y sopas, además de ricos entrantes y acompañamientos para los platos os conquistarán. Además tienen grandes platos para compartir y una buena selección de vinos. Los encontraréis en la Rua da Rosa 151.

La Tasca Mastai es un local pequeño, con un ambiente agradable y ricos platos y bebidas para probar. Cócteles, ensaladas llenas de color, tablas de quesos y embutidos son algunas de las cosas que encontraréis en la carta. Es un local ideal para tomar algo y disfrutar de la noche lisboeta o hacer una parada a mediodía para reponer fuerzas; si os animás, la encontraréis en la Rua da Rosa 14 A.

Alfama

En el antiguo barrio de pescadores también saben hacer un plato que deleite al paladar. En el Restaurante o Cartacheiro, un local pequeñito en una calle empedrada podréis probar un pescado fresco, mariscos, ensaladas y un ambiente típico portugués.  Lo encontraréis en Largo do Chafariz de Dentro, 23.

Un local pequeño, coqueto y relajado. En Porto Alfama, una tasca reformada, encontraréis un rincón cosmopolita sin abandonar la gastronomía portuguesa. A vuestra disposición, vinos y conservas expuestos en las paredes del local como si fueran auténticas obras de arte, tablas de queso y embutidos, pescados y aceitunas. Os encantará el toque que le dan las latas de conserva al local. Lo encontraréis en la Rua de Sao Pedro, 26.

Belem

El barrio de Belem es conocido porque es aquí donde se producen los famosos pastelitos del mismo nombre. Este postre típico lisboeta comparte espacio con otros muchos platos típicos y cocina del mundo en la capital, pero son muy codiciados en esta zona.

En Feitoria Restaurant & Wine, un restaurante premiado con una estrella Michelín, comer es un auténtico ritual de sabores, olores y colores que embriagan al comensal. Unos productos excelentes, presentación cuidada y un ambiente moderno hacen de la experiencia de comer aquí un momento único. Lo encontraréis en Doca do Bom Sucesso.

La Enoteca de Belem es un local pensado para maridar la comida con el sabor de un buen vino. Cada plato combina a la perfección con uno de sus vinos, siendo el maridaje parte de la experiencia de la Enoteca de Belem. En su carta, cocina típica, platos de mercado, pescados frescos y carne. La encontraréis en la Travessa do Marta Pinto, 10.  

Pastelerias de Lisboa que no puedes perderte

Los amantes del dulce también encontrarán aquí su paraíso, ya que en Lisboa van a descubrir algunas de las pastelerías más sublimes de Europa.

▶ Manteigaria

Famosa por vender en pleno centro de Lisboa los míticos pasteles de nata de Belém. De hecho, los que han ido dicen que están incluso más ricos que los originales: cremosos, crujientes y calentitos. Es un local pequeño y está siempre concurrido, elaboran sus dulces allí mismo y se puede observar a través de una cristalera.

▶ Pastelaria Alcôa

Está en el barrio de Chiado y sus dulces se pueden comer allí o pedir para llevar. Ofertan un gran y variado surtido de pastelitos que rondan los 2-3 euros cada uno. Tienen jesuitas, palmeras de yema o pasteles de nata, ¡exquisitos!

▶ Pasteis de Belem

Cerca de la Torre de Belém, siempre está abarrotada pero la espera merece la pena, pues aquí se cocinan los pasteles de nata de Belem originales. Recién horneados y deliciosos, su sabor tiene algo diferente. Tiene una zona con mesas para comerlos sentado, pero también se pueden pedir para llevar. A pesar de ser una pastelería tan conocida, los precios se mantienen en un rango aceptable.

▶ Pastelaria Alfama Doce

El mejor local para desayunar de toda la ciudad, casero y familiar, se encuentra en el barrio de Alfama. El precio por 4 cafés y 8 pastelitos no supera los 12 euros. En sus económicos precios entran tanto delicias dulces como saladas. Tienen mucha fama sus pasteles de Alfama, sus croissants rellenos de chocolate y sus pasteles de nata. 

▶ Confeitaria Nacional

Se trata de una pastelería con casi 200 años de historia. En el local se sirven menús del día para comer además de dulces, todo artesanal. Los más pedidos, a parte de los pasteles de nata, son la tarta de merengue con limón, las palmeras glaseadas, la sultana de coco, la tarta de chocolate Selva Negra o el pastel de piñones relleno de almendras. Venden unas cajas típicas de latón que puedes rellenar con los pasteles que más te gusten.

Viajar a Lisboa con mascota

Viajar con mascotas es cada vez más normal y los destinos con opciones pet-friendly ganan puntos sobre otros destinos más restrictivos con nuestras mascotas. Si queréis ir a Portugal pero no sabéis si vuestro perro puede acompañaros, aquí os dejamos una lista de planes que hacer con vuestra mascota:

  • Parque do Tejo: en la ribera del río Tajo, que también pasa por España, podréis disfrutar de un rato de sol y juegos con vuestro perro. Aunque esta zona no es un parque como tal, podréis ver un gran número de perros disfrutando del aire libre allí. Dejad que disfrute de la libertad y pasad un agradable rato todos juntos.
  • Quinta das Conchas: este parque, dividido en tres zonas, suele estar repleto de gente paseando a sus perros. El ambiente es muy relajado y distendido por lo que aquí seguro que todos podréis hacer nuevos amigos, tanto humanos como caninos. Además en Quinta das Conchas hay una amplia zona de picnic perfecta para tomar algo y reponer fuerzas disfrutando de la naturaleza.
  • Kaffeehaus: este local, abierto por dos austríacos, admite que los perros pasen con sus dueños al interior del local. Pero para evitar agobios, si está muy lleno podéis optar por tomar algo en la terraza y dejar que vuestro perro se tumbe un rato al sol. No olvidéis llevar agua para que él también pueda refrescarse.
  • Pasear y jugar en el Jardim do Campo Grande: aquí encontraréis una zona vallada y segura en la que dejar a vuestro perro correr y disfrutar del sol lisboeta. No es recomendable que lo soltéis antes de llegar a este recinto debido a la proximidad de una carretera muy transitada.
  • Parque Eduardo VII: en el centro de la ciudad, muy cerca de la Plaza del Marqués de Pombal se encuentra este parque donde vuestro perro encontrará un montón de amigos para jugar y correr. Si vais en coche, en los alrededores del parque encontraréis sitio para aparcar sin problema.

Animaos a explorar la ciudad con vuestro compañero peludo y dejad que él decida adónde llevaros durante el próximo paseo, seguro que encontráis lugares únicos.

Lisboa-Alfama-Portugal
Detalle de portal en Alfama
Esta web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia. Al navegar aceptas su uso. 'cookies'.