Practicar deporte es saludable en cualquier época del año. Es un hábito que debemos inculcarle a los niños con el fin de que se acostumbren y disfruten haciendo ejercicio, ya que solo les reporta beneficios para su salud. Ahora, durante estas fechas del año, no tenemos que dejar que las bajas temperaturas nos impidan hacerlo; debemos empezar a practicar deportes de invierno con nuestros hijos. Hacer ejercicio en familia puede ser divertido y, además, nos estamos cuidando a la vez. La oferta de deportes de invierno para niños es amplia y la mayoría pasa por disfrutarse en la nieve o el hielo. Veamos algunos.

Los deportes de invierno más divertidos para niños

Esquí

deportes-de-invierno-esqui-muchosol

Por supuesto, este deporte tan conocido debía abrir la lista. Se necesita equipamiento, que se puede comprar o alquilar. No es fácil, pues requiere de práctica para conseguir dominarlo y, como todos sabemos, consiste en deslizarse sobre la nieve mediante dos tablas sujetas a la suela de las botas y ayudados de dos bastones. Si eres de os que todavía no se maneja a la perfección sobre los esquís, no temas; tenemos un artículo para enseñarte a esquiar de manera muy profesional. En las diferentes pistas de esquí que hay repartidas por las zonas con más nieve del país, encontramos varios niveles, desde los más básicos hasta pistas complicadas para expertos. Muchos padres apuntan a sus hijos a clases de esquí desde muy temprana edad para que puedan manejarse por ellos mismos. Una vez aprenden, resulta uno de los deportes de invierno más entretenidos.

¿Ganas de nieve? Mira que alojamientos más chulos tenemos en Andorra

Snowboard

deportes-de-invierno-snowboard-muchosol

Este es un deporte muy querido y practicado por niños y jóvenes, que ven en él un factor emocionante que no encuentran en otros. Podríamos decir que es una “mezcla” entre surf y esquí. Para aprenderlo se necesitan dos cosas principales: una buena tabla y paciencia. Se trata de deslizarse por la nieve (sin ayuda de bastones) sobre la tabla de snowboard, que va sujeta a las botas. Es un deporte complicado y que requiere de un profesor o experto para enseñarles, pero que va a permitir a los niños ver paisajes nevados preciosos, conocer a compañeros de su misma edad y hacer ejercicio a la vez que se divierten.

Patinaje sobre hielo

deportes-de-invierno-patinaje-muchosol

Esta modalidad se ha incluido como una de las disciplinas favoritas de los juegos olímpicos, hecho que ha llamado la atención de muchos padres, que han querido apuntar a sus hijos pequeños para que aprendan a manejarse con los patines sobre el hielo. Muchos adultos y jóvenes saben patinar de manera básica, pero pocos han conseguido aprender y depurar la técnica para llegar a hacerlo de una manera artística.

En este deporte, los niños van a disfrutar de la sensación de deslizarse sobre el hielo casi como si volaran. Si les gusta, seguramente quieran continuar y practicarlo de manera profesional. Esta variante recoge los movimientos artísticos, cual danza, del patinador sobre el hielo acompañados de música. Cuando se representa de manera individual se conoce como “patinaje artístico”; si se realizado a la vez y en grupo, se trata de “patinaje sincronizado”.

Hockey sobre hielo

deportes-de-invierno-hockey-muchosol

A pesar de que no resulta tan común como los anteriores, es uno de los deportes de inverno que cada vez más niños pequeños practican, pues a partir de los 4 o 5 están capacitados para patinar sobre hielo. Los partidos se disputan en pista de hielo entre dos equipos de 6 jugadores cada uno, todos ellos sobre patines. Deben marcar goles en la portería rival con un puck (un disco) que dirigen con un stick (bastón).

El hockey sobre hielo es un deporte de impacto, por lo que los niños deben ir equipados con las pertinentes protecciones. Si se comienza a practicar desde una edad temprana, es fácil conseguir adoptar una buena técnica y habilidad.

En Suiza tenemos casas preciosas en la nieve

Trineo o mushing (trineo con perros)

deportes-de-invierno-trineo-muchosol

El trineo tirado por perros entrenados era, antiguamente (y actualmente en algunas regiones nórdicas), una forma de transporte. A día de hoy se considera un deporte que es posible practicar en algunas estaciones de esquí, normalmente acompañados de un monitor especializado.

Sin contar con la ayuda de los animales, la práctica del trineo se puede llevar a cabo de manera mecánica y ayudándose de un motor. Se necesita, por parte del niño, equilibrio, coordinación, técnica y rapidez; por tanto, es uno de los deportes de invierno que más necesita ser entrenado.

Speedriding

deportes-de-invierno-speedriding-muchosol
Foto: danielkofler.com

Este deporte, que nació hace poco más de 10 años, está pensado para niños más mayores y casi expertos; la edad mínima para practicarlo es de 14 años. Sin embargo, no es habitual que personas tan jóvenes lo hagan. Es una modalidad que combina vuelo en parapente y esquí fuera de pista a gran velocidad y cuyos adeptos son esquiadores y parapentistas experimentados. Se intercalan tramos para esquiar con pequeños despegues y aterrizajes.

Ahora solo queda elegir el que más os guste, abrigaros bien y disfrutar en familia. Y si, como adulto, aún quieres más ideas de actividades en la nieve, no te pierdas este artículo que recoge algunas de las más divertidas para hacer en familia. ¡Que el frío no sea una excusa para no practicar alguno de estos deportes de invierno!