En la última década, ¿ha variado la forma en la que viajamos o han sido los turistas los que han configurado nuevos perfiles? Hoy queremos hablarte de dos grandes grupos de viajeros que podemos encontrar hoy en día y a los cuales las empresas de turismo deben adaptarse a sus necesidades: los millennials y los baby boomers. Dos tipos de visitantes con edades, gustos, formas de comunicación y costumbres muy bien definidas, claras y sobre todo bien diferenciadas.

¿Pueden las compañías turísticas adecuarse simultáneamente a ambos tipos de turistas? La respuesta es sí, pero para ello hace falta una estrategia bien marcada y sobre todo, analizar en primer lugar las diferencias entre baby boomers y millennials.

¿Quiénes son los baby boomers?

Todos aquellos turistas que nacieron en la conocida generación ‘baby boom’ se engloban dentro de este grupo de viajeros. Esta época corresponde, más o menos, a los años comprendidos entre la década de los 40 y los sesenta; por lo tanto en la actualidad tienen entre 40 y pico años hasta ser algunos de ellos jubilados. Aunque lógicamente cada babby boomer tendrá unas características concretas, la mayoría de ellos se perfila con similares identificaciones:

  • Nivel adquisitivo. Aunque la vida no se lo ha puesto fácil, cuentan con ahorros, la mayoría llevan toda la vida trabajando, su jubilación se acerca, sus hijos son ya adolescentes o mayores y no cuentan con tantos gastos como años atrás (pago de hipoteca, coche, etc).
  • Tecnología. Al haber nacido y crecido en la segunda mitad del siglo XX, han sido testigos de los cambios tan radicales que ha sufrido la tecnología desde que terminó la II Guerra Mundial y hasta nuestros días. Han tenido que adaptarse a estos cambios y aunque no ven imprescindible la tecnología para su día a día, sí que son activos y la utilizan habitualmente a través de Internet en casa, móviles, tablets, portátiles…
  • Calidad-precio.  Están acostumbrados a no derrochar en su día y por lo tanto, también miran el dinero en sus viajes. Sin embargo, son capaces de dedicar un presupuesto más amplio si eso les va a generar un mejor servicio y calidad como resultado. Buscan comodidad y confort en sus vacaciones e incluso utilizan sus viajes como ‘excusa’ para darse un capricho económico.

babyboomers

¿Cómo definimos a los millennials?

Hablar de millennials es sinónimo de ‘nativos digitales’, es decir, aquellas personas que han nacido con la tecnología totalmente integrada en su rutina y por lo tanto la consideran parte imprescindible de su vida. Son jóvenes, con ganas de viajar y aprovechar al máximo el tiempo y dinero de sus vacaciones. No suelen contar con un presupuesto muy desahogado cada vez que hacen una escapada, pero les gusta saber que lo que adquieren les va a garantizar cubrir sus necesidades.

  • Bueno, bonito y barato. Dedican tiempo a planificar los detalles de sus viajes aunque lo hacen empleado herramientas que les facilitan esta búsqueda: comparadores, foros, redes sociales… Confían en la opinión de otros internautas que a la vez han sido viajeros como ellos y la mayoría de veces la decisión de las características de sus vacaciones depende de la experiencia de otros usuarios de Internet.
  • Comunicación 100% online. Están acostumbrados tanto a trabajar como a pasar su tiempo de ocio con diferentes dispositivos que los mantienen totalmente comunicados: tablets, smartphones, portátiles… Tanto con sus amigos como con desconocidos mantienen relaciones virtuales y por lo tanto están acostumbrados a que la comunicación sea 100% online. A la hora de realizar los pasos necesarios para la contratación con una empresa turística les ocurre lo mismo, no ven necesario que haya un ‘cara a cara’.
  • Viajeros y críticos. Del mismo modo que saben utilizar las herramientas necesarias para buscar las mejores opciones de su viaje, también las usan para valorar los servicios recibidos una vez finalizada su escapada. Las empresas del sector turístico deben tener en cuenta que son el grupo más crítico de los viajeros que reciben y no dudan en compartir su experiencia, tanto buena como mala, con otros internautas.

fotografa

¿Qué deben hacer las empresas turísticas?

El grupo de millennials y de los baby boomers es diferente pero ambos son importantes frente al turismo; además, a veces pueden coincidir en algunos aspectos y por lo tanto las empresas deben saber congeniar ambos modelos de viajeros en sus mismos servicios. Para cubrir las necesidades de estos dos grandes grupos, deben tener en cuentas las siguientes características.

  • Comunicación. Además de adaptar su empresa a los requerimientos actuales de Internet (presencia en redes sociales, chat online o webs adaptadas a móviles), también deben contar con un servicio de atención personalizada que puede ser a través del teléfono y/o con lugares físicos.
  • Precios adaptados. Hacer ofertas para reservas online o con antelación, precios especiales para jóvenes o para turistas con características específicas como familias numerosas son algunas de las estrategias que harán atractivo la venta de los productos y servicios de la empresa para ambos grupos.
  • Fidelización. Los viajeros deben volver de sus vacaciones con una sonrisa tras la experiencia recibida, por lo tanto las formas de fidelización que deben seguir las empresas deben ser diferentes. Para los millennials podrá bastar con un email para que valoren los servicios prestados o pedirles que les agreguen a sus redes sociales para beneficiarse de futuros descuentos. Con respecto a los baby boomers, los pequeños detalles durante su estancia serán suficientes para conseguir una fidelización.
  • Servicios. ¿Qué servicios no pueden faltar hoy en día en las instalaciones? Por ejemplo, gratuidad de wifi para los nativos digitales, calidad y confort para los baby boomers, entre otros. Como vemos, estos aspectos pueden beneficiar más a un grupo u otro de turistas, pero en cualquier caso es útil para ambos y por lo tanto la empresa se va a ver recompensada como una señal de calidad.

casita

Como has visto aunque cada turista necesita cubrir unas características concretas, las empresas turísticas no tienen que hacer grandes inversiones de tiempo y dinero para satisfacer los dos grupos de viajeros más activos en la actualidad: baby boomers y millennials.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies