Cada vez son más las familias que cuentan con un miembro de cuatro patas en casa. Las mascotas son uno más en el núcleo familiar, ya que establecen una relación muy profunda con sus humanos, y ofrecen compañía y cariño incondicionales.

En la mayor parte de las peticiones que recibáis, que involucren animales, se referirán a perros o gatos, ya que son los compañeros más habituales. Si estáis dudando sobre permitir el acceso o no de animales en vuestros alojamientos, hemos hecho un par de listas que os interesará conocer.

perri

Los aspectos positivos de tener mascota y dejar que ésta se aloje en vacaciones con sus dueños son muchos, pero aquí solo os dejamos unos pocos:

  • Los animales son muy afectuosos y ejercen una influencia positiva sobre el ánimo de sus compañeros humanos.
  • Enseñan valores básicos. Las mascotas son perfectos para enseñar a pequeños y grandes el significado de la tolerancia, la importancia de compartir y respeto por los demás.
  • Acompañan a los niños en sus juegos. Son los compañeros ideales para los pequeños de la casa, ya que siempre cuidarán de que nada malo les ocurra.
  • Ayudan a socializar. Es imposible que un perro no se relacione con todo el mundo o que no llame la atención de otras personas. Las mascotas ayudan a las personas a ser más abiertas y sociables con los demás.
  • Las personas con mascota invierten tiempo en educarlas. Con un perro educado, ni notarás que ha estado en tu alojamiento; tanto ellos como su familia cuidarán de tu apartamento como si fuera su casa.
  • Disfrutar de la naturaleza. Sobre todo si tienen un perro, tus huéspedes se verán obligados a salir varias veces al día y a explorar los alrededores mientras su perro juega y corre.

Pero no todo son cosas buenas. También existen algunos aspectos negativos derivados de la presencia de mascotas en las vacaciones, que ocurren sobre todo por la educación de los dueños y del cuidado y respeto que tengan por el alojamiento en que se encuentren, por ejemplo:

  • Que la mascota sea ruidosa. Si hay un perro que ladra durante todo el día y la noche, ocasionará problemas y molestias al resto de huéspedes. Esto puede producirse porque está nervioso al no reconocer el sitio en el que está o simplemente porque la mascota sea ruidosa de normal.  
  • Si la mascota es muy grande, puede causar algún desperfecto o incomodidad. Piénsalo: a nadie le gusta subir apretado en un ascensor por compartirlo con un perro muy grande.
  • Olores. Es posible que la arena de gato o unas deposiciones mal recogidas dejen un aroma poco agradable para los demás. Haz hincapié en que las mascotas- y  sus dueños-deben ser lo más higiénicas posible.
  • Mal comportamiento o descuido de los dueños. Si la mascota no está bien educada, puede causar alguna situación incómoda para todos; o si los dueños son descuidados, quizá no limpien como deberían lo que deja su amiguito.

Otra forma de controlar el tipo de mascotas que acceden a tus alojamiento es poner un límite de tamaño para aceptar mascotas (no más de 20kg, por ejemplo) para tener una garantía de que las mascotas que van a pasar las vacaciones en tus alojamiento no causan ninguna molestia al resto de huéspedes.

Sea cual sea tu decisión final, es justo reconocer que las mascotas son una fuente inagotable de amor y diversión y que, para sus familias, es muy importante poder contar con ellas durante sus días de descanso ya que son uno más en la casa.Y también es cierto que muchas veces los problemas derivados de las mascotas los provocan dueños poco educados, no los animales pero al final la incomodidad la sufren todos los demás.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies