Cada año es más habitual que los turistas y veraneantes opten por elegir una casa en lugar de un hotel o albergue para alojarse durante su estancia de vacaciones. Les resulta más cómodo, más amplio, con más posibilidades en cuanto a las comidas y cenas y, en ocasiones, más económico.

Es bueno que cada vez más personas elijan el alquiler vacacional para sus días de descanso; pero, como siempre, a más demanda, más oferta y más competencia. Es por este motivo que debemos procurar que los alojamientos de nuestra empresa destaquen sobre el amplio catálogo de casas y villas que hay hoy en día. ¿Cómo? Aquí te dejamos 6 consejos muy útiles para poner tu casa a punto de cara al verano.

  • Limpieza y orden

1

Parece obvio pero es fundamental. Hay que cuidar mucho el tema de la limpieza y asegurarnos de limpiar a fondo la casa cuando los huéspedes se hayan ido. Nada da peor imagen que una encimera sucia, una mancha en las sábanas o pelos encima del sofá. No es raro ver en opiniones de clientes que la casa en cuestión en la que se alojaron estaba sucia, y es una verdadera pena que algo así pueda enturbiar lo que podría haber sido una excelente experiencia.

Otro de los puntos que parece obvio pero se le olvida a muchos proveedores. Una casa (o villa o piso) resulta mucho más agradable a la vista cuando está ordenada. Una estancia con sus muebles y elementos decorativos bien dispuestos y en su justa medida tendrá más posibilidades de ser reservada que una que no está cuidando los objetos de su interior o que está demasiado recargada.

  • Que esté bien equipada

2

Muy importante. No es necesario que la estancia sea el paraíso de los electrodomésticos y la tecnología pero el cliente tiene que tener la sensación de que no le falta nada, de que no estaría mejor en su casa que aquí. Cuando las personas reservan una vivienda de alquiler vacacional en lugar de hotel están buscando que sea su “hogar” durante unos días. Nevera, horno, microondas, cafetera, lavadora, televisión, conexión a internet, aire acondicionado para los meses calurosos que vienen… son elementos esenciales si quieres que el cliente elija tu casa. Si es posible y el presupuesto lo permite, siempre será mejor contar con electrodomesticos nuevos y, sobre todo, en buen estado. El secador y plancha de pelo es opcional ya que pueden traerlo de casa, pero si ven que lo tienen disponible en tu alojamiento, les parecerá mucho más cómodo.

  • La “impersonalidad”

3

Si tu casa pertenece a un particular y ha estado habitada hace poco tiempo es importante retirar los elementos personales (fotos de familia, libretas anotadas, imanes en la nevera) para que la casa goce de una mejor imagen a los ojos del cliente, que siempre la valorará más cuanto más impersonal sea, ya que la sentirá como una “casa nueva”, sin estrenar. Corre el peligro de que el cliente sienta que está invadiendo la privacidad del dueño de la casa y no se sienta del todo a gusto.

  • Mimar al cliente

4

Las personas valoramos mucho los detalles. Hacer que una buena experiencia pase a ser excelente está en vuestra mano y cuesta muy poco. Una pequeña cajita de bombones, una notita de agradecimiento por elegir tu casa, una lista de recomendaciones de los mejores sitios de helados de la ciudad, unas flores frescas… ¿Qué tal dejar a la vista un par de abanicos? Aunque la casa esté equipada con aire acondicionado, seguro que lo agradecen en las noches calurosas o en los paseos por la zona. Si, por ejemplo, tu alojamiento tiene piscina pero hace falta acceder con llaves o pulsera, déjaselas a la vista, así evitarás que tengan que molestarse en visitar al encargado. Hay cientos de formas de sacar una sonrisa a tus inquilinos y conseguir que recuerden siempre tu alojamiento.

  • Fotos y descripción

5

Y por último, una vez la casa esté bien equipada, limpia y ordenada, llega el turno de las fotografías y la descripción que se van a publicar. El cliente se basa mucho en lo que ve, por lo que hay que publicar unas fotos nítidas, rectas, encuadradas, proporcionadas, sin elementos que no correspondan por medio… no cuesta nada y nos aseguran el éxito. La descripción también es importante: frases cortas y claras con un lenguaje atractivo pero sencillo.

Si seguís todos estos consejos, sin duda conseguiréis llegar a muchas más personas y futuros clientes, que agradecerán alojarse en un sitio limpio, ordenado, cómodo y detallista. Realmente para los proveedores no supone un gran esfuerzo cuidar sus alojamientos, pero si va a suponer un gran cambio de cara al número de reservas y gratitud del cliente. Cuando una persona se ha sentido a gusto en el alojamiento, lo va a comentar con su círculo, va a dejar buenas valoraciones de nuestro lugar y, seguramente, repetirá con nosotros; unas metas que debemos intentar alcanzar siempre.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies